© Diraal

Entrevista


Por Christopher García / Editor de Revista Especificar 


En estricto sentido, la de Diraal es una historia de emprendimiento. Como muchas otras, puede pensarse. De ahí que reducir el camino andado por el ingeniero Luis Ignacio Ramos del Bosque, fundador y desarrollador de la tecnología de Diraal, a ese solo hecho implicaría ignorar una realidad conocida, pero que suele darse por sentada: que la tecnología y las empresas son resultado del esfuerzo y los sacrificios de las personas.


Digamos, entonces, que la de Diraal es una historia, primero, de ingenio en su más puro sentido, pues implica la aplicación del conocimiento para perfeccionar una tecnología existente. Pero es también una historia de perseverancia, paciencia y tenacidad que permitió al ingeniero Ramos concretar un “sueño guajiro”, como consideró en algún momento al sistema que visualizó hace más de 20 años.


También, hay que decirlo, es la historia de una casualidad, pues fue de manera casual que cayó en sus manos un calentador instantáneo supuestamente inservible, en el que descubrió más tarde una simple deficiencia tecnológica y que fue el catalizador para la concreción del calentador de paso instantáneo Diraal. 


Cuenta el ingeniero Ramos que esta casualidad ocurrió en la década de 1990. “Por aquellos días, uno de mis hermanos, con mucha novedad, había adquirido un calentador de paso instantáneo. Muy indignado, comentó que tenía más de seis meses peleándose con el calentador, pues a veces le arrojaba agua muy caliente y a veces se apagaba, arrojándole agua muy fría. Obviamente, toda su familia estaba muy molesta con él y literalmente aventó dicho calentador a mi taller. Me dijo: ‘Tú que tienes experiencia en esto, a ver qué haces con él, porque yo ya no lo quiero’”, relata. 


En sus ratos libres lo desarmó, analizó cada una de las piezas, su funcionamiento y encontró la falla: la presión del agua no era suficientemente alta para flexionar el diafragma que abre la válvula del gas, el cual ya se había impregnado de sarro. “Pero siempre hay una mejor manera de hacer las cosas”, pensó, “Si ya existe un aparato que abre y cierra la válvula del gas al detectar la temperatura del agua, que es el simple termostato, para qué quiero la presión del agua?”, se preguntó en aquel entonces.


La solución fue integrar un termostato a un intercambiador de calor de paso instantáneo para obtener una mejor tecnología. El resultado fue un calentador instantáneo que suprime el problema operativo de la presión de agua que requiere la mayoría de los instantáneos domésticos para funcionar adecuadamente. Además, el equipo es sumamente sencillo de instalar, no se apaga ante el flujo de agua fría, opera sin problema en climas extremos y no utiliza baterias. Asimismo, está ciento por ciento diseñado y fabricado en México, una característica que pocos o ningún fabricante de instantáneos puede presumir actualmente.


Con estas credenciales, Diraal tiene toda una industria por delante. Pero sus ambiciones a corto plazo, confiesa el ingeniero Ramos, son modestas: buscan 0.5 por ciento de participación, en un mercado que ronda los 2 millones de unidades vendidas anualmente.


Especificar (E): ¿Cuánto tiempo les llevó desarrollar la tecnología?
Luis Ignacio Ramos (LIR): La idea la tuve casi de inmediato a mediados de la década de 1990, pero la realidad es una señora muy necia y se sabe imponer. En aquel tiempo tenía tres hijos pequeños y la responsabilidad de sacarnos adelante; la manutención y colegiaturas me impedían distraer mi tiempo y mi dinero en, tal vez, un “sueño guajiro”, aunque hice el intento en varias ocasiones a lo largo de 22 años. Al terminar los estudios de mi hijo menor en el año 2012, ya con menos responsabilidad, mi esposa, que también trabajaba, me animó para iniciar la investigación. En ese punto, me llevé cerca de seis meses sacar el primer prototipo.


E: ¿Cuáles son sus ventajas frente a equipos similares?
LIR: Éste es un calentador de agua de paso instantáneo, principalmente para uso doméstico, que opera de una forma más eficiente y eficaz, ya que sólo calienta el agua que se va a utilizar, al instante y en el momento requerido. Cuenta con una serie de ventajas competitivas que son de mucha utilidad para el usuario. Primero, funciona al manipular cualquier grifo de la red del agua caliente, sin importar la distancia entre el grifo y el calentador. Segundo, no requiere presión de agua para su funcionamiento, aunque también funciona con muy alta presión del agua.


Una característica muy importante es que opera con base en la diferencia de temperatura del agua. No existe ninguna otra tecnología de calentador de agua de paso instantáneo que funcione de esta manera, lo que lo hace muy competitivo y compatible con el calentador de agua solar. Además, permite mezclar perfectamente el agua fría con el agua caliente para obtener la temperatura deseada, sin correr el riesgo de que se apague. No sufre daño alguno al operar en lugares con temperaturas extremas bajo 0 ºC. Tampoco requiere baterías ni elementos eléctricos o electrónicos para su funcionamiento. Su tamaño y peso son muy cómodos: pesa 5 kg y sus dimensiones son 40 cm de alto, 30 de ancho y 15 de espesor.


En lo que respecta a la instalación, es muy sencilla y económica; no requiere de un técnico especializado. únicamente se cuelga con dos taquetes de 1/4 de pulgada y se conectan tres mangueras: entrada de agua fría, salida de agua caliente y manguera del gas. Aplica el “hágalo usted mismo”. Finalmente, su mantenimiento es muy sencillo y económico. Las únicas piezas susceptibles de descomponerse son el termostato y el piloto-termopar, que se encuentran fácilmente en el mercado, otorgando una mejor garantía en tiempo y costo.


E: ¿Cuál es su volumen de producc ión anual y su prec io de mercado?

LIR: Actualmente nuestro volumen de producción anual es muy pequeño; ronda las 1 mil 500 piezas, pero tenemos el objetivo de aumentar nuestra producción considerablemente por las ventajas que tiene esta nueva tecnología.


Los modelos que manejamos en este momento son de 6 litros por minuto, enfocado más hacia la vivienda de uno o dos servicios, y el de 10 litros por minuto, el cual tiene una característica muy especial: cuando el consumo del agua caliente es poco, por ejemplo, una regadera, el quemador prende parcialmente, y cuando la demanda de agua aumenta a dos o más regaderas y no logra calentarla lo suficiente, prende todo el quemador, satisfaciendo hasta cuatro servicios.


Además, el precio que estamos manejando al público es muy competitivo: $3,000 para el modelo de 6 litros por minuto y $4,900 para el de 10 litros por minuto, en cuyo costo ya está incluido el envío a domicilio, y enviamos a todo el país.


E: ¿Qué normativa avala la tecnología?

LIR: Contamos con las Normas Oficiales Mexicanas NOM-003-ENER-Eficiencia térmica para calentadores de agua y la NOM-011-SESH-2012-Calentadores de agua de uso doméstico y comercial que utilizan como combustible Gas L.P. o Gas Natural, Requisitos de seguridad, así como con el certificado de ANCE.


E: ¿Cuál es su principal mercado?

LIR: El agua caliente es una necesidad básica para cada hogar, por lo que nuestro mercado principal es toda la vivienda mexicana. Además, estamos convencidos de que nuestra tecnología, por sus ventajas y características, es la más adecuada para la vivienda de nuestro país.


E: ¿Qué requisitos básicos de instalación necesita un sitio que desee usar sus calentadores?
LIR: Este tipo de calentador es muy pequeño y debe estar colgado. Puede estar a la intemperie, de preferencia bajo un techo o cornisa, y también puede instalarse en un espacio ventilado, como la cocina o el cuarto de lavandería.


E: ¿Qué tan difícil es instalarlo?
LIR: Nuestros calentadores son muy sencillos de instalar: sólo se requieren dos tornillos anclados a la pared para colgarlo debajo de las tomas de agua caliente y fría. Es importante mencionar que es el único calentador instantáneo que cuenta con sus conectores en la parte superior, por lo que es más fácil de conectar y luce mejor estéticamente.


E: Hasta ahora, ¿cuáles han sido los principales retos que han enfrentado?
LIR: En el proceso de fabricación, dado que es una tecnología nueva, no existe suficiente maquinaria, mecanismos o dispositivos mecánicos que nos faciliten las operaciones. Nos hemos visto en la necesidad de ingeniar y diseñar estos mecanismos.


E: ¿El mexicano confía en el producto mexicano o también es un obstáculo por superar?
LIR: Siempre he sido muy patriota y optimista. México está a la altura de cualquier país del mundo. Hemos tenido Premios Nobel, grandes deportistas, inventores y los jóvenes cada vez más han obtenido los mejores lugares en competencias internacionales de robótica y matemáticas, por mencionar algunos. En otras palabras, yo soy de la idea de que compremos lo hecho en México, porque está bien hecho.


E: ¿Cuáles son sus objetivos a corto plazo?, ¿es la producción en masa uno de ellos?
LIR: El mercado en México es muy grande. Actualmente, tenemos una demanda nacional de 1 millón 800 mil calentadores por año. En ese sentido, esperamos cubrir al menos el 0.5 por ciento de esta demanda para 2020. 

Desde luego que incrementar la producción es uno de nuestros objetivos inmediatos. Tenemos muy bien diseñado el programa y plan de trabajo para los siguientes meses.


E: ¿Se cuenta en México con los insumos nece sarios para lograr este objetivo?
LIR: Efectivamente. Tenemos un grado de integración nacional del producto del ciento por ciento. De hecho, nuestros principales proveedores, tienen una capacidad muy superior a nuestra demanda.

"Siempre he sido muy patriota y optimista. México está a la altura de cualquier país del mundo... Yo soy de la idea de que compremos lo hecho en México, porque está bien hecho."


-Luis Ignacio Ramos del Bosque, fundador y desarrollador de Diraal

Un instantáneo llamado Diraal

logotipo revista Especificar
Equipos de bombeo, Pisca, entrevista, de paso, especificar

especificar en redes

banner COVID-19 Especificar
Suscribir