CDMX, 31 de julio, 2017.  Los combustibles que se derraman por el robo de hidrocarburos son letales para los mantos acuíferos, la flora, la fauna, así como para el suelo agrícola y la afectación en la salud de los pobladores, aseveró el director General de BIEECO, Mario Escárcega.

En conferencia de prensa, señaló que las instituciones de seguridad del país reportaron que en 2007 había un total de 324 tomas clandestinas, repartidas en 18 estados de la República, mientras que hasta 2016, la cifra se había incrementado a 6 mil 873 tomas clandestinas, a lo largo de 23 entidades.

“Las actividades de exploración de hidrocarburos son altamente contaminantes, ya que se utilizan fluidos químicos para facilitar la perforación. Al final del día, la tierra queda impregnada de esos fluidos, más el hidrocarburo, por lo que requieren de procesos de remediación de suelos y agua. Nosotros quitamos esos agentes contaminantes”, aseguró. 

Destacó que el agua también se ve afectada en estos procesos, por lo que se requiere de limpieza bajo procesos que sean revisados por autoridades ambientales. Ante esta situación, el representante de empresa ecológica informó que BIEECO cuenta con soluciones para eliminar la contaminación en tierra y agua producida por el derrame de combustible, ya sea por robo o perforaciones petroleras, para el cuidado del medioambiente.

4 herramientas construcción BIM Victaulic artículo drones

Robo de combustible también afecta el medioambiente: BIEECO

logotipo revista Especificar

especificar en redes

© SENER

Suscribir