DE paso, breve

especificar en redes

© Revitaliza Consultores

Investigación 

y Análisis

Entrega de 

​resultados

El retro-commissioning en edificios existentes

Planeación

Implementación

 Mtra. Gabriela Crespo Tenorio es Arquitecta por parte de la Universidad de las Américas en Puebla y tiene una maestría en Instalaciones y Eficiencia Energética por parte de la UPC, en Barcelona. Es directora del Departamento de Energía en Revitaliza Consultores y cuenta con las credenciales de LEED AP BD+C, O+M, BECxP, CxA + BE. Participa como voluntaria
en el USGBC y en ASHRAE, Capítulo Ciudad de México.


Mtro. Ángel Zapata es Ingeniero Electromecánico egresado del Instituto Tecnológico de Zacatepec. Cuenta con maestría por la Universidad de Valencia, España. En Revitaliza Consultores se desarrolla como Consultor en Energía, realizando inspecciones como parte del proceso de comisionamiento avanzado en favor de la Certificación LEED.

logotipo revista Especificar
banner COVID-19 Especificar

Construcción / Edición noviembre-diciembre 2018


Por Mtra. Gabriela Crespo y Mtro. Ángel Zapata / Integrantes de Revitaliza Consultores


¿Alguna vez has entrado a un edificio y notado que te sientes incómodo con la temperatura en su interior? Imagina que después de un rato, ves a una persona encargada del mantenimiento del edificio y le pides amablemente que corrija el problema. Ahora, imagina que esta persona es nueva y que no conoce a detalle el funcionamiento de los sistemas del edificio, por lo que llamará a alguien más para averiguar qué se puede hacer al respecto.


Lo que posiblemente no te imagines es que el responsable de mantenimiento no tenga los manuales o documentación necesaria para realizar este tipo de ajustes al sistema de aire acondicionado del edificio en donde labora. Este es un caso común, en donde los ocupantes sienten algún tipo de disconformidad en el espacio donde habitan o laboran. Aún más, en edificios que tienen ya algún tiempo de haberse construido.


Es natural que con el paso del tiempo este tipo de edificios no cuente con sistemas eficientes o, aún peor, que no tenga la documentación de la operación actual de los sistemas existentes, entre los que podemos decir manuales y procedimientos de mantenimiento; incluso, hay casos en los que la información se traspapela o se pierde con el paso de personal. Así también, es común que la operación de los sistemas se vaya adaptando a las necesidades del edificio sin un proceso de documentación.


Para disminuir estas situaciones existe un proceso de control de calidad llamado Retro- commissioning (RCx), el cual se implementa a edificios existentes que no hayan pasado previamente por un proceso de Comisionamiento (Commissioning) o puesta en marcha de los sistemas.


El Commissioning (Cx) es un proceso de control de calidad que se puede implementar a proyectos que impliquen la construcción de un nuevo edificio. Consiste en una metodología aplicada que ayuda a que los proyectos logren sus objetivos en tiempo y forma, entregando al cliente un edificio con instalaciones con la calidad esperada y con los rendimientos de eficiencia energética proyectados desde su etapa de diseño.


Esta metodología tiene sus orígenes en la industria naval. Al someter un barco a un proceso de comisionamiento se tenía la certeza de que había pasado por diferentes etapas de pruebas y controles de calidad que aseguraban que operaría de manera adecuada durante su vida útil.

En la década 1970, la industria de la construcción también vio la necesidad de implementar procesos de control de calidad en la instalación de diversos sistemas en edificios debido, principalmente, a que los consumos energéticos de éstos eran muy elevados y los sistemas no operaban con la eficiencia esperada. Es así como se hizo la adaptación del proceso de Comisionamiento a la industria de la edificación.


Al ser un proceso de control de calidad, el Comisionamiento puede ser implementado a cualquier sistema -aire acondicionado, distribución eléctrica, iluminación, distribución hidráulica, protección contra incendios, alarma y detección, etcétera- y rinde mayores beneficios cuando es implementado desde la etapa de planeación. Es decir, enfocándose en la verificación y documentación de que el edificio y la integración de todos sus sistemas son planeados, diseñados, instalados, probados, operados y cuenten con el mantenimiento adecuado, de tal forma que cumpla con los requerimientos del cliente.

Ahora bien, estos procesos de control de calidad no se restringen solamente a edificios de nueva construcción. Para ello, se desarrolló el proceso de Retro-Commissioning, el cual ha adaptado sus actividades para moldearse a los requerimientos de construcciones ya existentes. Por tanto, este proceso de control de calidad integra las siguientes fases:







Al igual que el Comisionamiento para nuevas construcciones, el Retro-Commissioning puede ser implementado a cualquier sistema que dé servicio al edificio, ya que a lo largo de las fases del proceso se documenta toda la información
del estado actual de los sistemas y aquella relativa al estado ideal para que operen de acuerdo con los requerimientos del proyecto y el propietario. Un uso claro de la información generada durante el proceso de Retro-Commissioning es el análisis, a través de Auditorías Energéticas, del comportamiento de consumo de energía eléctrica del edificio.


Dependiendo del objetivo que busque el cliente, el proceso de Retro-Commissioning estará orientado hacia la detección de oportunidades de mejora como, por ejemplo, ahorro de energía o disminución de costos de operación de un edificio mediante la verificación del estado y funcionamiento de los equipos instalados, así como de las secuencias de operación o procesos de mantenimiento de los sistemas, entre otros.

Otra de las ventajas observadas de implementar el Retro- Commissioning es la disminución de las quejas de los ocupantes hacia el personal de operación o administración del edificio, ya que se evalúan cuidadosamente el desempeño de
los sistemas, principalmente de aquellos que tienen un impacto directo en los usuarios, como son los sistemas de aire acondicionado, de calefacción y ventilación, de iluminación y sus controles asociados.


Por lo anterior, uno de los principales beneficios que arroja la implementación de Retro-Commissioning es la obtención de la mayor información posible del estado que guardan los sistemas que sirven al edificio, de tal forma que sea un parteaguas para la toma de decisiones por parte del propietario.


No obstante que el Retro-Commissioning es una herramienta más en el proceso de mantenimiento y operación de un edificio, se pueden identificar algunos escenarios para los cuales es viable su implementación. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • El edificio no proporciona a los ocupantes las condiciones adecuadas en términos de confort para que lleven a cabo sus actividades
  • Los sistemas no operan de forma eficiente
  • Se observa una pobre calidad del aire en los espacios interiores
  • Se detecta presencia de humedad o moho en superficies
  • Los costos de facturación de energía eléctrica son elevados
  • Se busca incrementar el valor comercial del edificio para su compra o venta
  • Se busca que el edificio cuente con una certificación en particular


Finalmente, para que un proceso de Retro-Commissioning sea exitoso es importante que se determinen los individuos con la experiencia suficiente y que, a través de acciones coordinadas por un líder, denominado Agente de Comisionamiento, sean responsables -en diferentes grados- de la implementación del proceso, destacándose la importancia de la facilitación de información entre los involucrados, la aprobación de medidas de mejora y la operación de los sistemas para garantizar su óptimo funcionamiento.


El equipo de Retro-commissioning de un edificio se integra por el propietario o representante del proyecto, el equipo de administración, personal de operación y mantenimiento, el Agente de Comisionamiento y, en su caso, los
usuarios del edificio. De esta manera, se puede garantizar que los beneficios
del proceso de Retro-Commissioning podrán ser gozados por todos los involucrados
y, por tanto, ayudará a que el equipo de comisionamiento logre los objetivos planteados e relación con la operación y el desempeño de los sistemas.

Suscribir