banner COVID-19 Especificar
DE paso, breve

especificar en redes

Pilares en el ciclo de vida de un edificio saludable

Sustentabilidad


Por Jorge López de Obeso*


En el diseño, construcción y operación de un edificio sustentable, la prioridad son las personas.

Aunque esto podría parecer una obviedad, es frecuente que a la edificación sustentable se le relacione principalmente con temas medioambientales, ya que a través de edificios eficientes se tiene el potencial no sólo de generar menos emisiones de gases de efecto invernadero, sino de mitigar las causas del cambio climático. Sin embargo, antes de este objetivo se debe priorizar que el edificio, en todo su ciclo de vida, mejore la vida de las personas.


El Consejo de Edificación Sustentable de Estados Unidos (USGBC, por sus siglas en inglés) hace constante énfasis en que el negocio de la industria de la edificación sustentable es, en realidad, un negocio de la salud (www. usgbc.org). Esto es lo más importante para los usuarios: cuando un edificio tiene la posibilidad de generar un efecto positivo adquiere prioridad para las personas.


Irónicamente, aunque el factor financiero se ha considerado un obstáculo es, en realidad, el que está creando la oportunidad de incrementar las condiciones de salud de las personas en este tipo de edificaciones, ya sean oficinas, escuelas, o cualquier otra, pues mejora la productividad de los usuarios. Además, cada vez es una realidad más tangible que cualquier incremento en el costo del diseño o de la construcción se amortiza rápidamente. Esto ha convertido a este tipo de edificaciones en una tendencia mundial. Actualmente es exigida por organizaciones de diversos tipos que han logrado entender que invertir en la salud de las personas es redituable.


Diversas organizaciones de diferentes tamaños se han beneficiado al crear edificios sustentables para mejorar la salud y el bienestar de sus ocupantes. En este sentido, el USGBC ha desarrollado, y continúa perfeccionando, un marco teórico de tres pilares fundamentales para ayudar a los propietarios y administradores de edificios a evaluar y mejorar la Salud, el Bienestar y la Productividad de las personas y, por lo tanto, de los edificios en sí.


Las oficinas saludables emiten bajas concentraciones de CO2, bajos compuestos orgánicos vol.tiles (COV), así como de otros contaminantes. Además, cuentan con niveles elevados de ventilación. Esto genera un incremento en las capacidades cognitivas de los usuarios, que tienen mayor porcentaje de ocupaci.n que unaoficina convencional..


Sustentabilidad financiera: experiencia internacional
El estudio Building the business Case. Health, Wellbeing and Productivity in Green Offices, publicado por el World Green Building Council en 2016, demuestra el impacto en la salud, el bienestar y la productividad de los ocupantes a través del adecuado diseño de una oficina. A pesar de que pudiera parecer evidente, esta estrategia aún no ha tenido el suficiente efecto en el sector inmobiliario, y aún sigue sin implementarse en las decisiones de diseño, de finanzas, compra y venta, y ciertamente, no en todas partes del mundo.


De igual manera, los estudios acerca del diseño de oficinas y sus efectos en la salud son cada vez más especializados. Aunque todavía es reducido el número de constructores, dueños e inquilinos con mentalidad visionaria, cada vez es más clara la diferencia entre los espacios de oficinas que simplemente no son dañinos, y aquellos ambientes que fomentan la Salud, el Bienestar y la Productividad de sus ocupantes.


Estos son algunos de los aspectos que conforman el diseño de espacios de trabajo en edificios de oficinas que inciden en sus ocupantes:


Calidad de aire interior. Se han podido comprobar los beneficios en la salud, así como incrementos en la productividad de los usuarios, entre 8 y 11 % a partir de la calidad del aire interior (IAQ, por sus siglas en inglés), a través de la disminución de las concentraciones de CO2, agentes contaminantes, debido a las altas tasas de ventilación en los espacios interiores. 

Por lo tanto, la ventilación es un factor clave. Una adecuada provisión de oxígeno en el cerebro aumenta la capacidad cognitiva, y con esto los resultados laborales. Además, una correcta ventilación disminuye las posibilidades de contagios ante enfermedades como la gripe, lo que a su vez reduciría el ausentismo. Cuando esto se comunica de manera adecuada a los usuarios a través de la certificación, el efecto se multiplica por sugestión o empat.a, y por lo tanto los beneficios.


Confort térmico. El confort térmico tiene un impacto significativo en la satisfacción que se genera al permanecer en un espacio de trabajo. .ste se relaciona estrechamente con la calidad del aire interior, sin embargo, las características que determinan los niveles de bienestar son variables y particulares para cada espacio y para cada usuario, por lo que resulta difícil comparar distintos estudios y estrategias. Algunos de éstos demuestran que el control en los niveles de confort, por mínimos que sean, pueden representar mejoras de un dígito en la productividad de las personas. Lo mismo sucede en otros factores de control, como es el caso de la iluminaci.n.


Luz natural e iluminación. Niveles adecuados de iluminación en los espacios de trabajo, así como vistas que generen una conexión hacia el exterior, son elementos importantes para la satisfacción, salud, bienestar y productividad de los usuarios. Hay estudios que muestran una ganancia en la productividad de quienes laboran ubicados cerca de una ventana, particularmente aquellos con conexión directa hacia la naturaleza.


Biofilia. Cada vez encontramos más evidencias e investigaciones acerca del lazo instintivo de las personas con la naturaleza. Esta propiedad genera un impacto positivo en la salud mental de los usuarios mediante la inclusión de espacios verdes. Es por esto que es un tema que compete a todos aquellos involucrados en el diseño de oficinas, desarrolladores, así como planificadores urbanos. Si bien la biofilia es un fenómeno que se ha analizado recientemente, los efectos positivos son evidentes. Tener contacto con elementos naturales, incluyendo la luz y vistas al exterior, provoca que nuestro cuerpo tenga un mejor funcionamiento y se crean condiciones generales de mejora.


Acústica y ruido. El ruido es un factor de distracción que puede llegar a afectar la productividad de los usuarios de una oficina. Además, es un elemento que incide en los niveles de confort en cualquier espacio interior.


Diseño activo y ejercicio. El ejercicio físico contribuye a una buena salud. Un diseño activo en el interior de un edificio contribuye a la actividad física de los usuarios. Ya sea mediante instalaciones deportivas, espacios verdes, entre otros. Algunos de estos espacios pueden estar dentro de la propiedad del edificio o en alguna propiedad adyacente. A pesar de que no hay estudios que demuestren una relación directa entre el ejercicio y la productividad de los usuarios, sí hay evidencia de menos ausentismo por enfermedades entre los usuarios que tienen una actividad física constante.


Servicios y ubicación. Cada vez es más importante la disponibilidad de servicios en la cercan.a del lugar de trabajo. Hay estudios que muestran un impacto financiero significativo en los usuarios que cuentan con dichas facilidades.



La productividad de los usuarios es una prioridad para las empresas, ya que el mayor gasto que tendrán es en el pago de nómina. Es posible aumentar las condiciones de salud de los ocupantes mediante estrategias de edificación sustentable, mientras que los niveles de satisfacción se pueden incrementar aún más a través de la certificación verde del edificio.


Para las empresas, la atracción de talento joven y comprometido es un objetivo para aumentar su competitividad y posicionamiento en el mercado. Asimismo, las generaciones que se est.n integrando a la vida laboral reconocen y prefieren a aquellas empresas que concuerdan con sus valores, por lo que la certificación de edificios sustentables se convierte tanto en una herramienta de comunicación de valores como en una estrategia efectiva de reclutamiento. Además, para quienes ya forman parte de la empresa, el hecho de haber presenciado el esfuerzo de la organización por mejorar las condiciones laborales incrementa la empatía y permanencia en el trabajo.


Hacer edificios que impacten de manera positiva al entorno y a los usuarios es una oportunidad que actualmente se encuentra al alcance de los desarrolladores, arquitectos y promotores. La sustentabilidad financiera se vincula al disminuir el consumo de energía y agua, y se consigue al incluir como un factor de retorno de inversión los sueldos de los usuarios y la empatía que genera hacia la empresa..

Las oficinas de Eosis en Guadalajara son el primer espacio en México, y uno de los primeros 10 de Norteamérica, en estar certificado como LEED CI v4 nivel Platino

© Eosis 

*Arq. Jorge López de Obeso es LEED Fellow y ex Vicepresidente de SUMe. Auditor del sistema EDGE, arquitecto por el ITESO, maestro por la Architectural Association en Londres y líder en Sustentabilidad por la Universidad de la Columbia Británica. Es Fundador y actual presidente del Consejo de Eosis, consultoría internacional en negocios sustentables, enfocado en edificación, certificada. Empresa B y reconocida como Best for the World.

logotipo revista Especificar
Suscribir