4 herramientas construcción BIM Victaulic artículo drones

especificar en redes

logotipo revista Especificar

OB Expo, la nueva experiencia de la construcción

Ciudad de México, 8 de octubre, 2019. No es de sorprender que apenas en su primera edición Obra Blanca Expo avizore resultados exitosos. Su creación ha generado gran expectativa entre fabricantes, arquitectos, constructores e instaladores, quienes se han mostrado receptivos a la oferta distintiva que los organizadores han consolidado. Y es que “OBE nace de la necesidad del mercado por contar con un espacio especializado -con el que no contábamos-, para la selección de los acabados y la última etapa de la construcción”, sostiene Fernando Lozano Assad, director de la Asociación de Fabricantes de Cerámicos y Productos Complementarios en México, organismo a cargo del desarrollo evento.

Ante esta necesidad, OB Expo está por convertirse en un suceso. De hecho, así lo concibe el propio Fernando Lozano: como un suceso, más que como una exposición, pues se trata de una “expo dinámica, no estática, en el sentido de que no solo vas a ver productos colgados, sino que es todo un happening, desde el día uno hasta el día tres”. Y todo, para lograr la meta establecida: “que los visitantes salgan inspirados”.

Pero hay que decirlo, se trata de una meta ambiciosa si se considera que el evento se inserta en un sector maduro y habituado a la oferta de eventos con décadas de tradición; no obstante, también resulta totalmente asequible si se colocan en la balanza los elementos que se conjugan en OBE y que, a decir de Lozano, han permitido que desde ya se hable de un evento exitoso, pese a que el desempeño de la industria de la construcción durante 2019 haya sido poco promisorio hasta ahora.

Tales elementos se resumen en tres: 1) ser un evento especializado y el primero en México que atenderá al sector de diseñadores de interiores y de acabados para la construcción; 2) ser un encuentro enfocado en la experiencia del visitante, y 3) ofrecer más que una visita tradicional.


La pregunta obligada es cómo se logra esto. Y Fernando Lozano responde: ”Con base en cinco pilares: OB Expo, OB Expertos, OB Espacios, OB Experiencias y OB Encuentros”.

Describe: “OB Expo, una exposición organizada por pabellones temáticos. Y esto lo vemos como un gran valor, porque lo que hicimos, que es muy difícil de hacer simplemente por temas de competencia, es configurar el evento en 10 pabellones temáticos, de modo que el visitante que sólo quiera ver artículos de importación, por ejemplo, sólo necesita ir a ese pabellón específico. El segundo pilar es el programa de OB Expertos, ponentes nacionales e internacionales de gran prestigio, como el diálogo entre Rafael Moneo, ganador del Pritzker de Arquitectura, y la Jurado del Premio, Benedetta Tagilabue”.

El tercer pilar es OB Espacios, una intervención en la que los arquitectos usan los productos de los expositores para crear espacios que muestren las tendencias de la industria. El cuarto es OB Experiencias. “Se trata de algo tan sencillo como crear áreas delimitadas para el networking, donde también intervienen los arquitectos para que estén conceptualmente dirigidas a mostrar tendencias utilizando los productos de los expositores. Finalmente, OB Encuentros, la primera plataforma dentro de una exposición para lograr citas de negocios preagendadas. Esto permite que si un expositor quiere tener una cita con un arquitecto o un constructor previo a la feria, puede agendarla a través de la plataforma, y viceversa, si a un inversionista o comprador le interesa concertar una cita con los creadores de productos o con una empresa específica, lo puede hacer. El objetivo es brindar una experiencia de networking diferenciada”.

Pero, lo dicho: cada elemento se ha tomado en cuenta para que la experiencia de OB Expo sea inspiradora. Por ello resulta significativo que se lleve a cabo en octubre, que ya se considera mes de la arquitectura, debido a las distintas actividades vinculadas con la profesión que se realizan a lo largo del mes, como el Día del Arquitecto (1º de octubre), la Bienal de Arquitectura o la Design Week, que ocurre a mitad del mes, pues se enmarca en un conjunto de actividades que brindan a los visitantes la posibilidad de asistir a distintos eventos de forma consecutiva y, en el caso de los foráneos, maximizar el alcance de su visita. Esto, sin mencionar que la fecha del evento también se corresponde con los ciclos naturales de mercado, que ha adoptado octubre como el mes ideal para la presentación de las innovaciones del año posterior.

Desde luego, Lozano explica que no están inventando el hilo negro, sino que la estrategia es adaptar lo mejor de los modelos europeos: “En estos momentos, por ejemplo, están sucediendo en Italia tres ferias: la de Cersaie, desde la cual puedes tomar un tren para llegar a Rimini, donde ocurre la feria de tecnología, y de ahí puedes tomar otro tren e ir a Marmomax, que es la feria de mármoles. Lo que hicimos aquí es algo muy similar, pero en un mismo lugar: no tienes que ir a tres ferias, sino que en una misma puedes ver todo lo que ves en Cersaie, en Rimini y en Marmomax. Ese es el modelo que estamos siguiendo, para que los visitantes viajen a la capital del país y asignen un día para cada uno de los eventos que se están llevando a cabo durante la semana”.

Ante las exigencias de un usuario más sofisticado y cada vez más renuente a visitar exposiciones si éstas no cumplen con sus necesidades, OB Expo apuesta por maximizar la experiencia
. “En el pasado, uno pensaba en colocar el típico azulejo blanco y cuadrado. Ahora, las personas están pensando en otro tipo de acabados, que además le dan una plusvalía a sus propiedades, y vemos que están buscando salirse de la caja en el uso y las aplicaciones. Hoy lo vemos en aplicaciones de fachada ventilada, con productos más ligeros, con materiales de instalación más aptos”. Esta evolución, confiesa Lozano, ha sido un reto, porque el mercado y el consumidor han marcado la pauta de la evolución de los productos, para poder lograr “ambientes armoniosos, confortables, en donde están sucediendo nuestras vidas y en donde ya no podemos simplemente pensar en muros blancos”.

En este sentido, OB Expo mostrará lo que las empresas han desarrollado para atender a esas tendencias del mercado, a esos gustos sofisticados y a esos usuarios exigentes. “En productos cerámicos y porcelánicos, la tendencia es hacia grandes tamaños; en cuestión de formatos, pasar de lo cuadrado a lo rectangular; en cuestión de espesores, hacia productos delgados para remodelaciones o construcciones ligeras. Texturas que tienden hacia la naturaleza, y desde luego el desarrollo de productos con tecnologías vanguardistas en términos de desempeño, como es la alta resistencia y la funcionalidad”.

El director de la Asociación de Fabricantes de Cerámicos y Productos Complementarios comenta que en este proceso de evolución, la industria se ha dado a la tarea de perfeccionar lo que ofrece la naturaleza. “Y digo perfeccionar, porque no estamos talando árboles, estamos produciendo básicamente con tierra y agua, en procesos muy modernos que son amigables con el ambiente, mediante el uso de materia prima regional, con procesos de alta eficiencia energética y decisiones corporativas que están en sintonía con las necesidades ambientales actuales. Inclusive el lanzar programas en los que certificamos la sustentabilidad de nuestros productos para que aporten a los sistemas de certificación de edificios”.

Si bien 2019 ha sido un año difícil para la economía de todo el mundo -basta recordar que la nueva directora del Fondo Monetario Internacional señaló en su primer mensaje que 80 por ciento de las economías del mundo verán contracciones este año-, Fernando Lozano asegura que existe confianza en que habrá un repunte en las nuevas construcciones. “Donde vemos que ha habido crecimiento y ha mantenido la actividad del sector es en la parte de remodelación. Esto ha impulsado a la industria a no detenernos, sino a seguir invirtiendo. Si bien no hay el crecimiento deseado, se han desarrollado otros canales y otros segmentos del negocio. Las empresas están invirtiendo mucho en la parte de producto y en la parte de servicio”.

Y celebra que pese a las dificultades, “la industria invirtió en OB Expo. De acuerdo con cifras oficiales, el segmento de la construcción va a cerrar con un crecimiento de 1 o 2 por ciento. Además, nuestros modelos de análisis muestran que el año entrante vamos a tener un crecimiento de al menos el doble. Obviamente, es muy temprano para decir esto, pero podemos señalar, por ejemplo, que las empresas que no tenían flujo de trabajo a inicio de año, ya empezaron a ver movimiento, lo cual nos coloca en una situación de mucho optimismo y que va de la mano con el lanzamiento de nuestra expo”.

El éxito que se espera para esta nueva experiencia en la industria de la construcción es sólo el comienzo. “Hay que recordar que el evento está pensado por y para la industria. Entonces, todo lo que se ha logrado vender es para reinvertirse en la industria; no nada más en Obra Blanca, sino en programas de capacitación, en guías de instalación, en eventos aledaños que permitan darle más forma a este sector tan exigente”.

Suscribir