logotipo revista Especificar

​​​[ NOTICIAS | HVAC ]


Ciudad de México, 6 de octubre, 2021


El coronavirus cambió el comportamiento humano y obligó a las personas a modificar su estilo de vida para proteger la salud de todos. Por otro lado, la pandemia también ha puesto un panorama complicado para el aire interior, pues si bien el año pasado mejoró la calidad del aire exterior a causa del cierre de los negocios y la reducción del tránsito vehicular, la calidad del aire interior no tuvo el mismo efecto, por lo que tomó una mayor relevancia.

Más tiempo en casa significó más tiempo rodeado de esporas de moho, limpiadores domésticos agresivos, vapores de la estufa de gas y desinfectantes. Asimismo, los lugares de trabajo y espacios públicos tuvieron que poner al frente la calidad del aire para salvaguardar la salud de ocupantes y visitantes.

Y es que el aire interior contiene contaminantes, virus y bacterias que pueden afectar a las personas; investigadores continúan dando relevancia al aire interior y a sus complejidades, descubriendo que sus efectos pueden persistir e interactuar de formas inesperadas. Por esto, se requiere más que nunca de tecnologías que permitan ir en contra de patógenos sin importar en dónde se encuentren y limpiar
el aire en lugares y espacios en los que habitamos.

Para Trane, proveedor líder de sistemas de aire acondicionado y calefacción, aunque cada edificio requiere soluciones únicas en aire acondicionado, también necesitan tecnologías nuevas y revolucionarias que hagan frente a los virus y bacterias que se presentan en la vida diaria en el aire y en superficies.

Tecnologías innovadoras, con peróxido de hidrógeno seco (DHP™), hacen realidad el combate a diferentes virus, bacterias, moho, olores e insectos. Con eficacia probada, el DHP trabaja continuamente (24/7/365) para reducir los niveles de microbios en cualquier tipo de instalación desde el aire y en superficies, sin que nadie tenga que salir de la habitación.



Tecnologías innovadoras, con peróxido de hidrógeno seco (DHP™), hacen realidad el combate a diferentes virus, bacterias, moho, olores e insectos. Con eficacia probada, el DHP trabaja continuamente para reducir los niveles de microbios en cualquier tipo de instalación desde el aire y en superficies, sin que nadie tenga que salir de la habitación



Hoy es posible contar con tecnologías sencillas, de “conectar y usar”, que no requieren actualizaciones del sistema, que además pueden crecer con las necesidades cambiantes de los espacios, especialmente a medida que más personas regresan a oficinas, escuelas y otros edificios comerciales.

Con esta tecnología y un sistema de ventilación adecuado, se logra minimizar la posibilidad de padecer del síndrome del edificio enfermo (conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en espacios cerrados, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud), causante de que, anualmente, 3.8 millones de personas mueran prematuramente por enfermedades atribuibles a la contaminación y mala calidad del aire interior.

Beneficios de las tecnologías DHP

  • Operación continua para limpieza 24/7/365 para reducir ciertos virus, mohos, compuestos orgánicos volátiles e insectos
  • El DHP se impulsa hacia el aire y las superficies y proporciona una amplia área de cobertura para su uso en espacios ocupados, desde aulas hasta cafeterías
  • Sin productos químicos nocivos ni olores desagradables
  • Otra área de innovación es el monitoreo de la calidad de aire, más allá de la temperatura, la humedad y el CO2, con dispositivos basados en esta innovación tecnológica, se puede medir CO2 y partículas finas. Esos datos pueden ser compartidos con los ocupantes a través de dispositivos montados en la pared o tableros, a fin de mejorar su confianza


El mundo está cambiando y también la forma en que se usan los edificios: horarios a tiempo parcial, más espacios de colaboración, entre otras acciones, impulsan la innovación. Hoy es posible contar con habitaciones inteligentes con control del ambiente interior, incluyendo la iluminación y la acústica, además de la calidad del aire interior.

La tecnología siempre está evolucionando, lo que permite nuevas formas de mejorar la calidad del aire interior y, con ello, la calidad de vida de las personas.

Nuevas tecnologías reducen virus y bacterias en aire y superficies interiores

banner COVID-19 Especificar
Equipos de bombeo, Pisca, entrevista, de paso, especificar

especificar en redes

Suscribir