banner COVID-19 Especificar
DE paso, breve

especificar en redes

Sustentabilidad

Por Ángel Martínez / Coeditor de Revista Especificar


En octubre del año pasado, el U.S. Green Building Council (USGBC) dio a conocer la lista de 29 nuevos miembros reconocidos con el distintivo LEED Fellow, máximo nombramiento que otorga cada año dicha institución a quienes por más de una década han promovido y avalado las buenas prácticas en la construcción sustentable de sus respectivos países.En esta ocasión, dos fueron mexicanos: la arquitecta Lourdes Salinas, directora de la firma Three Consultoría Medioambiental, y el ingeniero Dario Ibargüengoitia, socio fundador de IBALCA.


El presidente del USGBC, Mahesh Ramanujam, aseguró en un comunicado que “estos miembros han utilizado LEED para cumplir objetivos clave de sostenibilidad que tienen el poder de mejorar vidas y crear edificios y comunidades más saludables para todos. Su trabajo ha contribuido al crecimiento continuo de LEED y de los edificios ecológicos en todo el mundo. Somos más fuertes debido a su dedicación y
compromiso con un futuro mejor ".


Esta distinción no sólo es relevante por tratarse de connacionales, sino porque ratifica la evolución que ha tenido México en la transformación de los métodos constructivos y la concientización sobre la importancia de la sustentabilidad. Basta recordar que, según datos presentados en la GreenBluid Conference International, que en 2019 se realizó por segunda ocasión en el país, México se colocó como una de las 10 principales regiones para la certificación LEED, con 70 proyectos certificados en sus diferentes categorías durante el año, lo que en superficie construida equivale a 27 millones de metros cuadrados.


Con ambos nombramientos, México suma ya cinco líderes con esta distinción. La arquitecta Salinas y el ingeniero Ibargüengoitia se unen en la lista a César Ulises Treviño, director de Bioconstrucción y Energía Alternativa; Diana Páez, de la firma Three Consultoría Medioambiental, y Jorge López de Obeso, presidente del Consejo de Eosis.


En Especificar, platicamos con los nuevos LEED Fellow respecto de lo que significa a nivel personal y de la responsabilidad que adquieren ante el contexto climático actual.


Especificar (E): Personalmente, ¿cómo ha sido el camino que han recorrido para llegar a este punto?
Lourdes Salinas (LS): Siendo muy sincera, el tiempo pasa volando cuando uno se divierte. Me apasiona mi trabajo y me motiva ver que generamos impactos positivos en México y otros países. No me había dado cuenta de lo que hemos logrado, hasta que tuve que ponerlo por escrito para la aplicación de LEED Fellow. Me llena de satisfacción todo lo que se ha logrado, pero estoy consciente de que tenemos que movernos más rápido, sobre todo en términos de educación.


Darío Ibargüengoitia (DI): Ha sido un proceso complicado, y me da mucho orgullo haberlo logrado. Más que reconocimiento, es una invitación a seguir trabajando para que en México tengamos edificios sustentables.


E: ¿En qué momento se convirtió LEED en parte de su labor diaria?
LS: Inicié en esta industria en 2005, como voluntaria en el Consejo Mexicano de Edificación Sustentable. LEED es, sin duda, una de las herramientas más reconocidas a nivel internacional por su fácil aplicabilidad y por los beneficios que otorga a los proyectos. Pero no es sólo esta herramienta parte de mi labor diaria, sino el propósito de ésta y otras herramientas, que tienen la misión de transformar la industria de la construcción a través de proyectos, comunidades y ciudades sustentables y, en muchos de los casos, autosuficientes (o net-zero, que es el balance cero a lo largo de un año de emisiones, energía, agua y residuos).


DI:Yo empecé hace 30 años en la parte de la ingeniería y diseño de aire acondicionado. En la sustentabilidad empecé hace 12, porque para mí fue muy importante encontrar que ese aire acondicionado es fundamental para promover una buena eficiencia en cualquier edificio, para una buena calidad en el interior. Entonces amplié mi ramo de trabajo. En 2008 decidí aplicar para obtener mi acreditación profesional LEED. Me encantó no sólo ver el confort de un edificio, sino hacerlo eficiente en todos sentidos; me apasionó cambiar a hacia ese sentido.


E:¿Cuál es el tema al que habría que ponerle mayor énfasis en la construcción sustentable?
LS: Creo que todo inicia y termina en educación. Hacer un proyecto sustentable no necesariamente tiene que ser más costoso; sin embargo, por falta de conocimiento en el tema, se cree que es así. Los proyectos que desde su concepción consideran la sustentabilidad como uno de sus principios de diseño suelen ser proyectos más confortables, estéticos; tienen un menor costo de inversión inicial y operan de forma eficiente, reduciendo costos de operación e incrementando la salud y el bienestar de los ocupantes de los edificios. Pasamos 90 % de nuestro tiempo dentro de edificaciones, ¿por qué no podrían ser más saludables y eficientes?


DI: Lo más importante es entender que tenemos que hacer eficientes los edificios existentes y eso requiere un trabajo intenso, preguntarle a la gente que los habita cómo los percibe, y mejorar todo ello. Ese es el punto importante, no sólo cambiar un foco, sino ser eficiente en agua, en residuos.

Lo importante no es crecer hacia afuera, sino hacia arriba. Tiene que haber un urbanismo en el que los nuevos integrantes tengan el concepto de sustentabilidad intrínseco.


E:¿Qué tan diferente es México antes y después de la certificación LEED?
LS: Sin duda hay más conocimiento acerca de los beneficios de la edificación sustentable. En México, las normas y códigos relacionados con este tema son voluntarios y poco conocidos. Sistemas y herramientas internacionales como LEED han permitido que haya más conocimiento e interés por parte de la industria de la Construcción, dando fuerza también a nuestras normas locales.


DI: Yo creo que en el aire acondicionado hemos creado conciencia de que no nada más es un negocio. Dar aire acondicionado es dar confort a los espacios. Y más que nunca en esta época donde el cambio climático ya es un hecho. Ahora necesitamos hacerlo con eficiencia energética. Ya no nada más es el aire acondicionado, sino la envolvente y todo lo que implica.
Cuando empecé en la sustentabilidad, pensábamos que era un poco de moda, un poco de lujo. Hoy ya es imprescindible que todos los edificios vayan para allá. Porque ya el planeta nos lo reclama. La casa está en llamas y tenemos que hacer algo. De nuestro lado también estamos creando normas y estándares para regular y garantizar que sí haya eficiencia.

© Three / Ibalca

“En climas como el de Monterrey, diseñar adecuadamente el proyecto y seleccionar los materiales permite que se reduzcan las toneladas de aire acondicionado o calefacción, lo que reduce el costo de inversión inicial y, posteriormente, los costos de operación”


Lourdes Salinas, LEED Fellow 2019

logotipo revista Especificar

México sigue aportando líderes en sustentabilidad

“El compromiso más grande con este reconocimiento es seguir promoviendo las certificaciones LEED, y que cada vez haya más edificios y espacios sanos. De hecho, ahora, una prioridad es hacer normas para que los espacios sean más eficientes y sustentables”


Darío Ibargüengoitia, LEED Fellow 2019

Suscribir