[ EFICIENCIA ENERGÉTICA ]

Ciudad de México, 3 de junio. 2021.

La Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía ha puesto a disposición de todos los interesados el Manual para el diseño y operación de programas de eficiencia energética en edificios públicos de gobiernos estatales, el cual busca servir de referencia a quienes ponen en práctica programas de ahorro y uso eficiente de energía en inmuebles públicos, para establecer estructuras efectivas de gestión de la eficiencia energética en sus contextos de responsabilidad.

El documento, que recoge las experiencias de la Conuee en la implementación exitosa de estrategias para reducir el consumo de energía en los edificios de la Administración Pública Federal, está respaldado por más de 20 años de operación del Programa de Eficiencia Energética en Edificios de la Administración Pública Federal de México, que “ha logrado, con recursos limitados, pero con una gran participación de miles de funcionarias y funcionarios públicos, bajar sistemáticamente la intensidad energética de sus edificios a lo largo de su vigencia”, señala el documento.

Ante los desafíos climáticos que enfrenta el mundo actual y que se vinculan en gran medida con el consumo de energía del sector de la edificación, responsable de casi 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero mundiales, de acuerdo con las cifras más recientes del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, “los inmuebles públicos son instalaciones que merecen atención especial de los gobiernos, ya sea el federal o los estatales y municipales”.

Dado que la eficiencia energética permite cuidar la hacienda pública, pero también conservar recursos energéticos no renovables y el medio ambiente local y global, se explica en el Manual, “son las instalaciones del sector público las que deben funcionar como un ejemplo de buenas prácticas en cuanto a operación y aplicación de tecnología de uso final para promover su aplicación generalizada en la economía y en la sociedad”.


Las instalaciones del sector público que deben funcionar como un ejemplo de buenas prácticas en cuanto a operación y aplicación de tecnología de uso final para promover su aplicación generalizada en la economía y en la sociedad



Si bien es cierto que el reemplazo acelerado de tecnologías, como climatización e iluminación, en los inmuebles federales podría generar una reducción mayor en su demanda de energía, el documento publicado por la Conuee reconoce que este tipo de acciones están permanentemente limitadas por los presupuestos de la administración pública, “donde existen necesidades generalmente más urgentes para gastos de inversión”.

Es por ello que la Comisión ha buscado desde su creación implementar acciones encaminadas a mejorar la gestión de la energía, mediante la capacitación de los operadores de edificios y el trabajo coordinado entre quienes determinan el uso de la energía en estos espacios. “Es una práctica de baja inversión que permite acotar el desperdicio de energía e integrar adecuadamente tecnología que reduzca su consumo de energía sin reducir los servicios energéticos que provee”, explica el documento.

Los buenos resultados que ha tenido el Programa de eficiencia energética en edificios de la administración pública han generado interés entre los funcionarios estatales, quienes buscan implementar acciones equivalentes en sus respectivas administraciones. Los estados de Yucatán y Campeche, por ejemplo, orientados por la Conuee y por Sustentabilidad para México, ya han puesto en marcha sendos programas de gestión de energía en los inmuebles de sus respectivas administraciones, que han derivado en políticas públicas para propiciar que se implementen también en el sector privado.

El documento ofrece información detallada, ejemplos y recomendaciones sobre cada aspecto, así como bibliografía complementaria para brindar a los interesados la información necesaria para implementar las acciones de eficiencia energética pertinentes en cada inmueble.

El Manual publicado por la Conuee describe nueve aspectos que deben considerarse para lograr resultados satisfactorios:

  • Información básica sobre los inmuebles operados por la autoridad para definir alcance
  • Apoyo y compromiso de alto nivel
  • Metas
  • Reglas de funcionamiento
  • Sistema de gobernanza
  • Personal para la coordinación, supervisión y seguimiento del programa
  • Sistema informático para registro y seguimiento del program
  • Reconocimientos a las mejores prácticas y resultados
  • Evaluación de resultados e informes anuales


El documento ofrece información detallada, ejemplos y recomendaciones sobre cada aspecto, así como bibliografía complementaria para brindar a los interesados la información necesaria para implementar las acciones de eficiencia energética pertinentes en cada inmueble.

“Las recomendaciones incluidas en este manual se presentan, a manera de orientación, para que los actores directos y otras partes interesadas puedan abordar los múltiples aspectos de la gestión de la eficiencia energética”, explica el documento.

Lanza Conuee Manual de eficiencia para edificios públicos estatales

banner COVID-19 Especificar
DE paso, breve

especificar en redes

logotipo revista Especificar
Suscribir