banner COVID-19 Especificar
banner síguenos Especificar Facebook
De paso IPS CTS breve

especificar en redes

logotipo revista Especificar

© American Standard 

Evaluando soluciones sin contacto

Columna / El Especificador


Por Humberto Rivas 


Una de las pocas cosas buenas que nos está dejando la pandemia de Covid-19 es que ahora tenemos que ser más conscientes y cuidadosos con los muebles de baño que solicitamos para cada uno de nuestros proyectos. Por fortuna, en el mercado mexicano hay opciones que permiten reducir el contacto para su operación, tanto para sanitarios como en griferías y hasta en fluxómetros.


En esta participación, analizaremos las propuestas de tres compañías fabricantes: una norteamericana (American Standard), una española (Noken by Porcelanosa) y una japonesa (Toto), cuyas propuestas se basan precisamente en esta premisa: ambientes más sanos y menos contacto.


Estas tres compañías tienen productos para las diferentes necesidades de nuestros proyectos (sobre todo en sector residencial y hotelero; ver Tabla 1). Podemos tener diferentes modelos, pero todos ellos cuentan con sistemas infrarrojo para el control de apertura, además de que cuentan con modelos en los que se puede mezclar el agua fría y caliente.


Sin embargo, hay una gran diferencia entre las tres firmas. Dos de ellas funcionan, o bien usando corriente alterna, o bien usando un sistema con baterías para corriente directa. En este rubro, la marca japonesa ofrece un sistema mejorado, ya que no necesita de ninguna de estas opciones. Su sistema funciona con un autogenerador de corriente al paso del agua, es decir, que tiene un contenedor que almacena la energía y sólo se libera en el momento en el que se requiere para abrir la llave. Además, cuenta con una batería de respaldo que funciona la primera vez que se arranca el sistema o después de que se deja de usar la llave por mucho tiempo.


Para el tema del mueble de baño (ver Tabla 2), la tecnología cambia considerablemente entre las tres marcas. Las opciones norteamericana y japonesa ofrecen el sistema completo. Con un sólo código ya vienen incluido el mueble cerámico, la cisterna o sistema para la limpieza y el asiento inteligente con diferentes funciones. La empresa japonesa también ofrece, por separado, el asiento inteligente, compatible con la mayoría de los muebles cerámicos del mercado. En el caso de la firma española, ésta ofrece el asiento inteligente por separado, la cerámica o sanitario y el sistema de limpieza que puede ser oculto detrás del muro.


De nuevo, las alternativas para los muebles de baño son muy similares, a excepción del asiento inteligente con funciones para los sanitarios, ya que, normalmente, en el caso de los proyectos de hotelería, estos sólo se instalan en las habitaciones. Para los sanitarios de áreas publicas, sólo se proponen asientos básicos.


Los fluxómetros para sanitarios y mingitorios funcionan con el sistema infrarrojo (ver Tabla 3). Los consumos van desde los 0.5 LPD para los mingitorios y hasta los 6 LPD para los sanitarios, en las tres marcas. Del mismo modo que con el sistema de las llaves, podemos encontrar modelos que funcionan con eliminador de baterías conectado a la corriente o con baterías. En este sentido, la firma japonesa es la única que ofrece el sistema de autogeneración de energía, lo cual también puede representar un gran ahorro en el consumo de electricidad. También ofrece una descarga de cortesía, la cual mantiene el mueble siempre limpio, al tiempo que dicha operación sirve para que el sistema siempre cuente con energía en el momento en el que se quiere operar.


En el tema del funcionamiento interno, aunque las tres marcas operan con pistón, la empresa japonesa lo ofrece con un sistema de limpieza, que va rotando 360° para que siempre quede libre de impurezas, lo que los hace libres de mantenimiento. También es muy importante saber el tipo de agua que estará alimentando estos fluxómetros, ya que en muchas edificaciones, sobre todo las que tienen reconocimiento LEED, se utilizan aguas recicladas. En este sentido, es importante saber que sí se puede usar este tipo de aguas, siempre y cuando se conozca y se tenga control de su PH, ya que pueden dañar los componentes internos de los fluxómetros y causar fugas en su funcionamiento. Los fluxómetros pueden instalarse sobre los muebles de baño u ocultos detrás del muro. En el segundo caso, es necesario revisar con los Especificadores de cada marca, pues algunos tendrán que instalarse sobre el pasillo de instalaciones. Este pasillo permite hacer los arreglos y revisiones de los muebles.


Hay que recordar que para hacer una buena selección debemos guiarnos por las fichas técnicas de cada fabricante. La comparativa que hemos presentado está basada en la información que tienen a disposición de los usuarios. Comento, asimismo, que en el caso de los muebles de baño, todos deben tener la aprobación NOM. Por eso es importante consultar con el Especificador de cada marca qué modelo es ideal para nuestro proyecto.

Suscribir