especificar en redes

logotipo revista Especificar

​​Ángel Martínez / Coeditor de Revista Especificar

Contra Incendio


Para entender la importancia del sector de la construcción en México basta recordar que su participación en el Producto Interno Bruto nacional llega a superar el 7 por ciento total, colocándose como el cuarto productor económico del país, sólo por detrás de la manufactura (19.8 %), el comercio (16.7) y los servicios inmobiliarios (11.3 %). Del mismo modo, es la tercera fuente generadora de empleos directos e indirectos, con 6 millones en el primer caso y 3 millones en el segundo.


Según establece el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (CEESC) en su informe “Situación Actual y Perspectivas de la Industria de la Construcción en México”, por año, la productividad de este mercado oscila los 2.4 billones de pesos entre los sectores público y privado, aunque recientemente el porcentaje de participación del primero rebasa el 70 por ciento de esta cantidad, sobre todo a partir de los conocidos recortes que el sector público ha sufrido por parte del Gobierno Federal.


En otro informe más específico, el CEESC destaca que los subsectores de esta gran industria, es decir, los que pertenecen a la edificación, generan alrededor de 900 mil millones de pesos, distribuidos de la siguiente manera: los edificios de hospitales y clínicas son del orden de apenas el 3 por ciento de participación, las obras para escuelas tocan el 5 por ciento, mientras que los edificios industriales, comerciales y de servicios dan un brinco destacable, al llegar al 48 por ciento. Esto significa que fuera del sector vivienda –cuya participación conforma en importancia la otra mitad de los subsectores de la construcción–, la edificación comercial se ha erigido como la gran impulsora de la infraestructura nacional.


“El replanteamiento en la asignación de subsidios, junto con recortes de impuestos y otros incentivos, ayudaron a revivir la actividad de vivienda, y en 2014 este subsector retomó el rumbo del crecimiento. Sin embargo a pesar de esta recuperación, en términos reales el valor de obra en construcción de vivienda se encuentra (-) 43.3 % por debajo de los registrados en 2007, antes de la crisis hipotecaria en Estados Unidos, mientras que la construcción de edificios industriales, comerciales y de servicios se encuentra 47 % por arriba del valor de obra producida en 2007”, asegura el CEESC en el estudio Industria de la Construcción impulsada por un solo motor: la edificación. Además, pronostica que “mientras tanto, en el comercio, oficinas y los sectores industriales, la disponibilidad de financiación canalizada a través de un creciente y más dinámico mercado REIT ́s se traducirá en una serie de nuevos desarrollos esperando que esta tendencia continúe alentando el crecimiento del Subsector Edificación”.

banner Deltaflow

Edificación comercial y sistemas contra incendio, ¿merece la pena poner más atención?

Este artículo aún no termina

DE paso, breve
banner COVID-19 Especificar
Suscribir