banner COVID-19 Especificar
banner síguenos Especificar Facebook
De paso IPS CTS breve

especificar en redes

logotipo revista Especificar

© Carrier Transicold 

CDMX, 25 de agosto, 2020. Carrier Transicold México organizó el panel digital “Tecnología Sustentable en Equipos de Transporte”, foro virtual a través del cual promovió el diálogo entre expertos en sustentabilidad y movilidad en el país a fin de analizar los retos y deberes del transporte refrigerado, sobre todo en dos sentidos: el uso de refrigerantes que dañan la capa de ozono y la contaminación que genera el sector automotriz. 

En primera instancia, la presidenta de Sustentabilidad para México A. C. (SUMe), Caroline Verut, reconoció el actual estado de alarma que vive el mundo por la contingencia sanitaria, aunque destacó que el tema del cambio climático es una problemática anterior, que continúa, y que no debe ser descuidada.


Según datos presentados por la presidenta de SUMe, el transporte en México es responsable del 25.1 % de las emisiones de GEI, así como del 18.25 % del consumo total de la energía (por concepto de fabricación). Además de que, en lo que concierne al sector del aire acondicionado y la refrigeración, es responsable del 1.6 % total de generación de GEI nacional. 

“Lo que necesitamos es una estrategia innovadora. Poder pensar en una cadena de valor completa, que dé prioridad a alternativas de movilidad, incluso para transportes pesados. Una de las mayores afectaciones que tenemos es la dependencia que se sigue teniendo con el uso del petróleo”, consideró.

En consecuencia, para la presidenta de SUMe, México necesita transitar hacia un modelo económico diferente, que pase de una economía lineal a una economía circular, en la que se puedan aprovechar al máximo los recursos naturales, pues “el desperdicio de unos pueden ser los recursos del otro. El sector de la refrigeración y el transporte son cruciales para cumplir con las metas de desarrollo sustentable planteadas por la OMS”, recalcó.

Por su parte, Leonardo Gómez, director General de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), mencionó que desde hace 25 años la ANTP ha trabajado por fomentar la sustentabilidad en el país a través de acciones como la promoción de renovación del parque vehicular, el uso de la tecnología más conveniente con el medioambiente, así como fomentando la capacitación entre sus miembros. 

Respecto a la problemática de movilidad en el país, aseguró que es necesario desarrollar una regulación nacional que se enfoque más en regular que en prohibir, ya que “la sobreregulación en los estados y municipios tiene un impacto significativo en las cadenas productivas, afectando la actividad industrial y comercial del país, con consecuencias económicas y sociales difíciles de prever”.

Como ejemplo de lo anterior, refirió que en México, encontrar un lugar para estacionarse puede llevar hasta 30 minutos, es decir hasta el doble de tiempo de estacionamiento, con las consecuencias medioambientales que conlleva. También, se pronunció en favor de electromovilidad, siempre y cuando ésta se genere In situ, es decir, sin que signifique un desvió de consumo de energía. 

Refiriéndose de los logros que ha tenido la ANTP, el director General recordó que uno de éstos ha sido poder limitar el paso de camiones mayores a una tonelada en el primer cuadro del Centro Histórico de la Ciudad de México. Asimismo, sugirió que una salida pronta para poder avanzar en movilidad sería la adopción de estrategias internacionales probadas a fin de evitar los feudalismos que significa transitar por las carreteras nacionales. 

En otro sentido, Pedro González, gerente de Servicio y Producto para Latinoamérica en Carrier Transicold de México, manifestó que una de las preocupaciones constantes como pioneros en soluciones para el área del aire acondicionado y refrigeración ha sido escalar la eficiencia de sus unidades de transporte refrigerado. 

Para ello, la empresa de origen norteamericano ha centrado sus esfuerzos en cuatro puntos fundamentales, como son el utilizar refrigerantes ecológicos, reducir las emisiones de CO2, fabricar unidades que generen menores niveles de ruido, así como escalar en tecnología.

Respecto al uso de refrigerantes más amigables con el ambiente, el gerente de Servicio recordó que en Europa se dejó de utilizar el refrigerante 404, y se sustituyó por el refrigerante 452, que no daña la capa de ozono al presentar baja toxicidad, además de que no es inflamable. Asimismo, prevé que en México, en una década todas las unidades de Carrier Transicold cuenten ya con éste.

En lo concerniente a la generación de ruido, el representante de Carrier aseguró que las unidades cuentan con una calcomanía expedida y diseñada en Europa con la que se garantiza que ninguna unidad puede producir más de 60 decibeles de sonido ante un grupo de personas a menos de 30 metros, esto con el fin de garantizar un entorno saludable.

En la parte tecnológica, Pedro González mencionó que se ha procurado hacer unidades más compactas que requieran menos combustible, además de contar con motores más limpios, como es el caso de la unidad Tier 4; amén de las constantes capacitaciones y talleres que realizan para informar sobre las tendencias del mercado.

Carrier Transicold fue creada en 1970 en Estados Unidos, cuando Carrier adquirió Transicold Co, y lo combinó con su división de productos especiales. En México, su presencia se remonta a 1986. Desde entonces, ofrecen una línea completa de equipos de refrigeración para tráiler y camión a través de su red de distribuidores y su equipo de vendedores en toda Latinoamérica.

Lleva Carrier charla entorno a transporte refrigerado y sustentabilidad

Suscribir