ESPECIFICAR, REVISTA DIGITAL, AGUA, ARQUITECTURA, SOLUCIONES PARA BAÑO, FLUXÓMETROS, AIRE ACONDICIONADO, EFICIENCIA ENERGÉTICA, DISTRIBUCIÓN, COACHING, NEGOCIOS, VIEGA, SANIFLO, SLOAN, INDUSTRIAS MILLER, AERCO, WATTS LATINOAMÉRICA, GRUNDFOS, VICTAULIC, TUBERÍA PLÁSTICA, WELDBEND, EXPO CIHAC, JOHN GUEST

Por Angélica de la Vega / Directora Fundadora de ADV Comunicación Inteligente

Coaching


Seguramente ha tenido la sensación de estar saturado de mensajes por las más diversas vías: correo, mensajería instantánea, teléfono, televisión, espectaculares... Es la sensación que permite saber que estamos en la era del exceso de la información.


Lo bueno de vivir en este escenario es que la información vuela y es muy fácil obtener datos valiosos, como una manifestación en la ciudad, la caída de la bolsa o la última declaración de Trump.


No obstante, a veces también se convierte en un reto porque no es fácil revisar todas esas comunicaciones y es todavía más difícil aprender a distinguir entre lo que es una nota valiosa de lo que no lo es.​​


La vorágine en el mundo digital


Probablemente, las generaciones más jóvenes tendrán un manejo más rápido de las herramientas de comunicación digital; sin embargo, todos –o casi todos– estamos inmersos en este océano de información intangible. 


Antaño, la tarea de informarse quizás era más sencilla: primero, con los diarios impresos y, después, con la llegada de la radio y la televisión. Pese a ello nuestros abuelos se quejaban de que era un exceso. 


Hoy en día el que no se informa es porque no quiere. Además de los medios que podríamos llamar “tradicionales”, como revistas y periódicos impresos, el escaparate digital nos ofrece un sinfín de opciones. 


Según el diario El País, casi la mitad de la población mundial tiene acceso a internet y, según el estudio de los infógrafos Lori Lewis y Chadd Callahan, en un minuto: 


  • 900 mil personas se conectan a la red social de Facebook
  • Más de 3.5 millones de búsquedas se realizan en Google
  • 452 mil tuits son enviados
  •  15 mil GIFs se mandan por Messenger
  •  40 mil horas de audio se reproducen en Spotify
  •  4.1 millones de horas de video se reproducen en YouTube


Esto nos da una idea de lo que representa estar conectados a internet y a lo que nos podemos exponer ¡en tan solo un minuto de nuestras vidas!​​

Cómo hacerse escuchar en la era del exceso de información

Mujeres, Equidad de Genero, Construcción

El artículo aún no termina

ESPECIFICAR, DE PASO, DUCHA, HISTORIA,

especificar en redes

Buscar en el sitio

Julio-Agosto

En Baja California, implementaron un servicio gratuito de duchas para personas de escasos recursos

Angélica de la Vega también ha escrito sobre

Edición Digital

Suscribir