mujer con revista Especificar en expo CIHAC
portada revista Especificar enero-febrero 2019 refrigeradores supermercado
Mario Molina y Frank Sherwood Rowland en laboratorio blanco y negro

especificar en redes

Buscar en el sitio

logotipo revista Especificar

Edición Digital

Victaulic celebra 100 años dedicados al desarrollo de soluciones innovadoras para sistemas de tubería 

Baños comerciales, el balance entre diseño y practicidad

© Especificar

Christopher García / Editor de Revista Especificar

Portada


El cuarto de baño es un elemento tan cotidiano en la vida moderna, que pocas veces se repara en las características de los elementos que lo componen, en la complejidad de un monomando y los mecanismos que entran en operación cuando se activa. Como sucede con las cosas que se dan por sentadas, su importancia se nota cuando algo no sale bien.


Encontrarse en un cuarto de baño incómodo, en malas condiciones de higiene o cuyos equipos básicos no funcionan es una situación que a nadie le gusta enfrentar; puede generar desde incomodidad, hasta eventos embarazosos. Igualmente molesto es llegar a una habitación de hotel y darse cuenta de que no hay agua caliente o de que el grifo gotea sin cesar.


Hay ocasiones, incluso, en que el diseño del baño de hotel o de cualquier espacio público no considera las afectaciones que tendrá para los usuarios cierto detalle
aparentemente inofensivo. Por ejemplo, en un hotel de la capital de Jalisco, los baños de todas las habitaciones contaban con un muro (el que mediaba entre la regadera y la zona de camas) hecho enteramente de cristal decorado. Al encender la luz del cuarto de baño, el cristal permitía ver hacia el interior, suprimiendo toda
privacidad. Los empleados del hotel comentaban que muchos huéspedes habían manifestado su incomodidad. Dicho de otro modo, las características del cuarto de baño en un hotel pueden convertirse en el elemento que rompa con una estancia agradable.


Especificar conversó sobre este particular con Erik Sigg, director General de Valvo, empresa que se ha dedicado durante más de 20 años a la instalación de productos y el desarrollo de proyectos para baños y cocinas comerciales y residenciales.


Sigg comenta que el baño comercial tiene, en principio, consideraciones distintas de las que requiere un baño residencial, debido, sobre todo, a la cantidad de usuarios y a la arquitectura del lugar. No obstante, “es importante cuidarlo todo y balancear los elementos”, asegura. A fin de cuentas, el baño de hotel, como espacio público, debe cubrir las mismas necesidades de un baño en casa: comodidad, limpieza y practicidad. Esto no significa que el diseño pase a segundo término, sino que ha de conjugarse con los sistemas, materiales y detalles del cuarto de baño para llegar al objetivo.​​


Por otro lado, aunque la experiencia del usuario es una de las metas, no es la única. El cuarto de baño no puede soslayar el uso responsable del agua, y la selección de equipos para este fin juega un papel crucial. El avance tecnológico, asegura Sigg, permite reducir el gasto con sensores o temporizadores. “Con los problemas de desabasto de agua en el mundo, sería muy irresponsable no cuidarla en el baño”.


Especificar (E): ¿Cuál es el principal problema al diseñar un baño para el sector hotelero?
Erik Sigg (ES): Yo creo que la base es entender la densidad de usuarios y la arquitectura del espacio o edificio contenedor. Después de entender las condiciones del proyecto, la principal problemática es lograr que el espacio de baño tenga calidez, limpieza y ergonomía. Es importante para lograr un proyecto de diseño de baño correcto y que el especificador detrás del proyecto conozca perfectamente bien el universo de posibilidades de especificación y la parte técnica de los productos
por incluir...

Este artículo aún no termina

Suscribir